+562 2 714 8760
contacto@cabezaycuello.cl
La Concepción 191 Oficina 201, Providencia.

Cirugía de reducción de papada o Cervicoplastía

reducción de papada, Cervicoplastía

En los casos de cuello abultado conocido como doble papada se realiza la cirugía de papada o Cervicoplastía, una intervención destinada a retirar la piel fláccida de la región submandibular y alta del cuello además de dar tensión a los tejidos profundos en esta zona.

 

La reducción de papada consigue recuperar el ángulo cervico-mandibular pudiéndose retirar al tiempo la grasa submentoniana excedente. La grasa submandibular unida a la flaccidez es un rasgo de envejecimiento claro siendo fácil encontrar personas relativamente jóvenes con una apariencia de mayor edad que la que le corresponde por su edad biológica.

 

La lipoaspiración de papada asociada al lifting de cuello en los casos en los que existe una flaccidez importante es la indicación clara para estos pacientes. A veces no existe un componente graso y la flaccidez es solucionada con eficacia con el lifting de cuello. Se realizan incisiones detrás de las orejas que pueden ser ampliadas en el cuello cabelludo retroauricular dependiendo de la mayor o menor flaccidez de la piel del cuello. Desde esta zona se despega la piel submandibular permitiendo el acceso a sistema muscular y aponeurótico que también se diseca y se refuerza. El excedente de piel se recorta debiéndose suturar con puntos delicados y sin tensión, para conseguir cicatrices imperceptibles.

 

La cirugía de papada se realiza también para corregir los bordes anteriores del músculo Platisma, que crean esa deformidad tan típica de los cuellos envejecidos formando dos bandas a lo largo del cuello. En la Cervicoplastía, normalmente el acceso a esta zona se realiza por una incisión bajo el mentón de 3 centímetros la cual permite realizar la lipoaspiración si es necesaria y la reposición del platisma.

 

¿Se puede mejorar el escote con una reducción de papada? Con una Cervicoplastía no se puede mejorar la piel del escote.

 

La reducción de papada es una intervención quirúrgica con la que conseguimos eliminar la grasa que se acumula desde el mentón hasta el cuello y está indicada para aquellas personas que presenten un ángulo del cuello muy abierto y de aspecto obeso. Es frecuente que para mejorar el resultado, sea necesario a veces el implante de una prótesis de mentón o la corrección de la flaccidez de la piel del cuello mediante un lifting facial.

En una cirugía de papada pueden existir algunas complicaciones a tener en consideración como:

Ectoprión: Ocurre cuando el párpado inferior queda caído y ligeramente evertido y se produce por un exceso de resección cutánea. Para tratarlo es necesario realizar un injerto de piel con el que se consigue un resultado estético aceptable. Ocurre raramente en una reducción de papada pero puede ser mas frecuente en reoperaciones o en pacientes con mala calidad de tejidos.

 

Queratitis: en la cirugía de papada es la inflamación de la cornea. Es doloroso pero se recupera rápidamente con tratamiento local.

Hematomas: Es la acumulación de sangre que se produce cuando un vaso sangra después de la cirugía de papada. Raramente es necesario evacuarlo quirúrgicamente.

Epífora o Lagrimeo: Se produce en la Cervicoplastía cuando hay algún factor de irritación (hilo), o una queratitis de exposición (resecamiento de la cornea), o a veces por una conjuntivitis infecciosa, en los tres casos se resuelven de manera sencilla. Puede originarse también por una alteración en las vías lacrimales, generalmente de origen inflamatorio y carácter transitorio.