+562 2 714 8760
contacto@cabezaycuello.cl
La Concepción 191 Oficina 201, Providencia.

Cirugía Glándula Salival

 

glandula, acinos secretores

Cirugía Parótida:

 

A través del tejido parotídeo pasa el nervio facial, que es el nervio que mueve los músculos de la cara. El nervio divide la glándula en lóbulo profundo y en lóbulo superficial. Este nervio tiene generalmente alrededor de 5 ramas y múltiples variaciones. Por esta razón es que toda la cirugía de la parótida está diseñada en ir a buscar el nervio desde un inicio para poder protegerlo. La incisión es por delante y debajo de la oreja, muy similar a la incisión del lifting. Se buscar el tronco principal del nervio y se sigue cada una de sus ramas para poder separar el lóbulo superficial donde generalmente se encuentra el tumor. Los tumores de lóbulo profundo son mucho menos frecuentes. Sacar el nódulo o tumor directamente está proscrito ya que puedo lesionar el facial y aumenta la tasa de recidivas.

 

Complicaciones propias de la cirugía de parótida:

 

• Pérdida de sensibilidad del lóbulo de la oreja
• Síndrome de Frey: transpiración de la piel de la cara al comer.
• Fístula salival: salida de saliva por la herida (poco frecuente)
• Queloides
• Asimetría de la cara.

 

Cirugía glándula submaxilar:

 

La glándula salival submaxilar esta bajo el reborde mandibular. Se realiza una incisión en el cuello bajo el reborde de la mandíbula, por lo cual después queda oculta por la misma sombra de la mandíbula. A través de esta incisión de llega a la glándula, se separa de sus fijaciones y de los vasos faciales logrando así acceder al piso de la boca desde el cuello. Una vez allí se libera el nervio lingual (sensitivo) y el nervio hipogloso (motor) y se secciona el conducto salival completando la resección.

 

Complicaciones propias de la cirugía glándula submaxilar:

 

• Caída del labio inferior por lesión del nervio marginal del facial
• Asimetría facial (leve)
• Anestesia lingual (hemilengua)