+562 2 714 8760
contacto@cabezaycuello.cl
La Concepción 191 Oficina 201, Providencia.

Lifting Facial en Chile

lifting facial

La cirugía estética ha desarrollado la ritidectomía o lifting, una intervención que consiste en remodelar los tejidos del rostro intentando evitar el efecto producido por el paso del tiempo que se da especialmente por caída de los tejidos y algo de exceso de piel.

 

Con el fin de darle mejor resultado y duración, el cirujano actúa tanto sobre la piel, como sobre los tejidos profundos que denominamos sistema músculo aponeurótico superficial (SMAS).

 

Tradicionalmente se ha dividido el rostro en tres tercios: inferior, medio y superior (cuello, cara y cola de la ceja más la frente). Pudiéndose realizar procedimientos quirúrgicos antienvejecimiento en cada uno de ellos de manera independiente o combinada. Esta intervención está indicada en todo hombre o mujer que presente una pérdida de elasticidad cutánea, flaccidez, y arrugas en zonas determinadas de la cara.

 

Dependiendo del tipo de operación que se necesite, el lifting abarca un espectro muy amplio de pacientes: desde aquellos que cumplen 35/40 años y quieren recuperar el tono de la piel (llamados lifting de fin de semana), a las personas más mayores que solicitan un lifting completo porque en envejecimiento afecta a los tres tercios antes mencionados. Estas personas por regla general, también presentan una piel fotoenvejecida, deshidratada, manchada, con epidermis gruesa, que requiere procedimientos no quirúrgicos adicionales.

 

Existen diferentes tipos y zonas de lifting dependiendo de las necesidades de cada paciente:

 

Cuello o tercio inferior: El excedente de piel y las incisiones se realizan detrás de la oreja.

 

Mejillas o tercio medio: Se tracciona la piel de los pómulos y las cicatrices se quedan delante del pabellón de la oreja (delante o detrás del Trago de la oreja).

 

Cola de la ceja: Las incisiones van en la región temporal.

 

La frente o tercio superior: La incisión en forma de diadema, es el llamado lifting coronal. Hoy prácticamente está en desuso, ya que ha sido reemplazado por el lifting endoscópico frontal que logra mismo resultado con mejor postoperatorio y menos complicaciones. Además el botox es muy útil en este territorio. La zona a operar se establece marcándola con un rotulador; se efectúan las incisiones, se despega la piel y se traccionan primero del SMAS y luego se recoloca la piel. Una vez, realizado este paso, se recorta pero se debe tener cuidado en eliminar solamente el sobrante de piel exacto para evitar una excesiva tirantez, y conseguir que las cicatrices sean mínimas e imperceptibles. A continuación se deja un drenaje y se aplica el vendaje. Finalizada la operación, el cirujano decide si el paciente, una vez recuperado de la anestesia, se puede marchar a su domicilio o deberá permanecer en el hospital. El drenaje se deja 24 horas y el vendaje 36/48 horas. Los puntos se quitan a los 7 días.
En cuanto al tiempo de recuperación, los lifting parciales son muy rápidos: a las 48/72 horas, presentan un aspecto aceptable socialmente. Por el contrario, los pacientes con un lifting amplio están hinchados unos 10 días y presentan hematomas durante dos semanas.

 

Para una mayor duración de los resultados, es imprescindible cuidar e hidratar la piel, además de tomar el sol moderadamente y con protección solar.

 

El lifting completo es una cirugía mayor, dura en pabellón alrededor de 4 horas y puede presentar algunas complicaciones tales como:

Hematoma: Es la acumulación anormal de sangre en el área operada. Para evitarlo se debe realizar una coagulación rigurosa. Si el hematoma es muy grande, se puede volver a abrir para evacuarlo.

 

Infección: El riesgo de infecciones hoy en día es muy raro, ya que se previenen con tratamiento antibiótico. Caso de aparecer, y según su grado de intensidad, podrían afectar al resultado final de la operación.

 

Cicatrices hipertróficas: La cicatriz puede resultar de ‘mala calidad’; osea, extremadamente gruesa y lenta para blanquearse. Circunstancia que depende de la naturaleza del paciente y de su edad.

 

Cicatrices hipertróficas y queloides: La cicatriz puede ser de mala calidad, extremadamente gruesa y lenta para b