+562 2 714 8760
contacto@cabezaycuello.cl
La Concepción 191 Oficina 201, Providencia.

Tratamiento de la Radioterapia en el Cáncer

botox

La radioterapia consiste en el uso de radiación ionizante para el tratamiento de enfermedades benignas o malignas. Aproximadamente el 60% de todos los pacientes con cáncer recibirán radioterapia en algún momento de su evolución. La radiación mata células principalmente dañando el ADN. Gran parte de este daño es indirecto; ya que la radiación produce radicales libres de oxígeno y estos átomos altamente reactivos dañan las hebras de ADN.

 

La radiosensibilidad de una célula depende de un sinnumero de factores, tales como velocidad de replicación celular y vascularización (llegada de oxígeno) entre otros. La radiocurabilidad de un tumor depende de su radiosensibilidad por una parte y la tolerancia del tejido sano adyacente por otra; ya que es necesario irradiar este también y debe tolerar la dosis necesaria. Casi el 50% de las terapias por radiación son para paliar síntomas como dolor u obstrucción. La radiación puede ser entregada por distintos métodos: rayos externos o por una masa radiactiva depositada en el lugar (braquiterapia).

 

Hay drogas que pueden actuar como radiosensibilizadores; es decir que aumentan el efecto de la radiación sobre el tumor. El cisplatino se usa actualmente con frecuencia en tumores de cabeza y cuello como radiosensibilizador.

La radiación se administra según la dosis total a dar, según el tipo de tumor y el sitio donde se encuentre. Esta dosis se divide o distribuye en pequeñas dosis diarias, así el tratamiento dura de 5 a 6 semanas habitualmente. La radioterapia causa efectos adversos, ya que en su efecto no discrimina entre tejido sano y enfermo. Los efectos adversos se dividen en agudos (durante la terapia) y en crónicos o secuelas que son los efectos alejados.

 

Estos efectos adversos dependen del tipo de tumor y el sitio a irradiar; así que deben ser discutidos caso a caso con su médico.